Feeds:
Entradas
Comentarios

Anuncios

El pasado domingio 5 de octubre de 2008, amigos de radio ARP (http://giss.tv:8000/arp.ogg.m3u) me hicierón una entrevista donde intente narrar un poco mi historía personal en África y donde pude exponer mis ideas y teorias sobre la verdadera problematica que afronta el pueblo africano, respecto a la necesidad de viajar a europa, y sobre el daño que las ONG’s y la sociedad causan sin saberlo.

El enfoque puede parecer duro o demasiado crítico, pero es mi opinión en base a mi experiencia durante más de 30 años de viajes por ese continente, conociendo y viviendo con la gente, sobretodo de África Occidental.

Espero vuestros comentarios positivos o negativos sobre lo que podeís escuchar de esta entrevista.

La verdadera hambre de África

El principio de mi historía.

Me llamo Francesc Bofarull Casas, tengo 59 años. Con este blog pretendo documentar y exponer mis experiencias durante más de 35 años viajando por África.

El motivo es dar a conocer a todo el mundo mis vivencias, de como puede verse truncado un largo periodo de dedicación y trabajo en Senegal, por problemas principalmente de estafa al principio, expolio, político y de desamparo jurídico en la actualidad.

Mi primer contacto con África es en 1973, a partir de este momento sentí una atracción irrefrenable que me abocaba año tras año a viajar casi de forma convulsiva. Buscando mil pretextos para justificarlos. Trabajé una temporada como fotógrafo (algunos de mis trabajos están publicados en los tomos 3,4 y 6 El Patrimonio del Mundo, editado por Plaza & Janés, Incafo, S.A., la Guía del Patrimonio Mundial, editado por Incafo, S.A., y mas publicaciones en otras editoriales. El medio que más utilizo para viajar es el automóvil ya que desde principios de 1981 trabajo como guía en viajes de aventura por diferentes partes del mundo, pero principalmente por África occidental.

En los años 80 inicié una serie de eventos: 1986 travesía en solitario del desierto del Sahara con ciclomotor de 49 CC. 1987 recorrido en ciclomotor de 49 CC del itinerario de la 11º edición del Paris-Dakar, (record GUINESS). 1989 participe en el Paris-Trípoli-Dakar con una motocicleta de 124 CC, (trofeo LADA-POCH de la AVENTURA HUMANA).

La suma de todos los viajes y expediciones por diferentes partes del mundo (no incluyo viajes de ocio) se pueden resumir: África 88 viajes, suman 5 años 9 meses y 23 días. Asia y mundo 4 viajes, suman 1 año 5 meses y 4 días. Europa 3 viajes, suman 1mes y 5 días.

A principios de 2001 después de múltiples experiencias positivas en África, decidí construir un campamento hotel en las cercanías del P.N. de Niokolo koba. La región es una de las más deprimidas de Senegal, desde mi punto de vista, la más pobre, pero con un gran potencial turístico. Con este proyecto daba salida a una idea que llevaba mucho tiempo meditando y que en cortos espacios de tiempo venia practicando de forma ocasional, es la de crear empleos, contratando guías o chóferes locales que me ayudaban en mi trabajo como guía turístico. Pienso que en África solo existe una manera de ayudar, y esta solo puede materializarse con el trabajo desarrollado por los propios africanos, por mi experiencia en África negra, no puedo entender el papel de la mayoría de las ONGs, que a corto plazo quizás solucionan una problemática concreta, pero a medio y largo plazo generan, por definirlo de forma suave, legiones de pedigüeños, dependientes de las ayudas compasivas de occidente. Según mis cálculos con el campamento hotel podía generar empleo estable a unos 25 senegaleses, durante al menos 8 meses al año. Personalmente podía trabajar participando en el diseño, construcción de las instalaciones y finalmente en la dirección y gerencia del establecimiento. Esta actividad me permitía estar en contacto con la naturaleza de forma más relajada que como guía turístico, a la que después de tantos años estaba acostumbrado. Invertí mucho sudor personal, con la ayuda de amigos y familiares conseguí los fondos necesarios para sufragar los gastos y finalmente a mediados de 2005 estaba terminado.

Dejé a cargo las instalaciones a unos senegaleses que conocía desde hacia muchos años y consideraba amigos. El tiempo ha demostrado que esta amistad era unidireccional, pues con la perspectiva que da el tiempo, la mayoría de actuaciones maliciosas responden a un plan perfectamente elaborado con anterioridad y que debía concluir con la expoliación de todas mis ilusiones.

Es a partir de este momento cuando empieza la etapa más difícil, amarga y decepcionante de mí vida por tierras Africanas, mellando de tal forma mis sentimientos que muchas de las situaciones hechos o circunstancias que transcurren de forma habitual y rutinaria en el día a día en lo que desde occidente llamamos tercer mundo no puedo ni debo tolerar ni aceptar. Como ciudadano español me siento doblemente perjudicado ya que por una parte contribuyo indirectamente con mis impuestos y los de mis allegados a la financiación del operativo de asistencia y repatriación de la emigración clandestina senegalesa. Recursos que forzosamente tienen que salir de sectores que resultan afectados. Y como promotor de lo que inicialmente era un proyecto solidario, dando empleo estable a unos 25 senegaleses. En el que podía desarrollar una actividad en la que llevo muchos años y en la que he invertido mucho tiempo y esfuerzo.

En la actualidad me encuentro inmerso en una batalla con varios frentes abiertos, (querellas con los incitadores del conflicto y reclamaciones a los gobiernos de Senegal y España) a los que me enfrento como puedo con la ayuda de familiares y amigos.

Mi intención es la de utilizar este medio como una ventana con la que mostrar tanto mis actuaciones y opiniones como las vuestras, si consideráis oportuno exponerlas. Ordenar por temas todos los documentos generados (denuncias, artículos de prensa, imágenes de video y fotografías, para que al ser públicos os puedan servir al menos de guía para futuras decisiones políticas o de cualquier otro tipo.

El blog esta dividido en dos grandes categorías: El campamento y expediciones-viajes.

En cada una de ellas encontrareis información sobre estas etapas de mi vida en África.

Espero que os interese y guste mi historia.

Francesc Bofarull

Recorte de prensa

Mi participación en la 12º edición del rally Paris-Trípoli-Dakar con una motocicleta Suzuki TS de 124 CC, solo puede entenderse teniendo en cuenta las dos pruebas que realice con anterioridad:

Travesía del desierto del Sahara con un ciclomotor Mini Montesa de 49 CC, de transmisión automática con variador de velocidad.

Recorrer la misma ruta de la 11º edición del rally, Paris Dakar con un ciclomotor Derbi FDS de 49 CC con cambio de 4 marchas, con mando al pié.

Las tres están estrechamente vinculadas y responden a la misma filosofía. Es el ser humano el verdadero protagonista de las aventuras, es algo que tiene que subrayarse, ya que la mayoría de prensa especializada en deportes de motor, cuando habla del “Paris-Dakar”,pone especial énfasis en la potencia y características de las maquinas, justificando su necesidad por la dureza del escenario.

Con esta trilogía se pretende desmitificar el poder de la mecánica, y valorar en su justo protagonismo al ser humano.

A principios de 1983 comencé a elaborar la posibilidad de atravesar el desierto del Sahara con un ciclomotor. A raíz del excelente resultado obtenido con un Citroen 2 caballos. Cada vez que quedábamos bloqueados en la arena, resultaba muy fácil salir del atasco, debido en parte al escaso peso del vehículo.

Establecí una relación peso-potencia entre el 2 caballos y un ciclomotor de 49 CC, incluso superaba las posibilidades ya que en caso de atasco con el simple hecho de descender del ciclomotor esta relación quedaba sensiblemente mejorada, tal como relato en los artículos de prensa de la época.

Eso si tenia un Talón de Aquiles, la transmisión automática con variador de velocidad (en caso de atasco no disponía de suficiente potencia para salir).

Con el ciclomotor con cambio de marchas con mando al pié, este problema quedo solventado, incluso me permitió “alargar” la relación de las marchas, adosando un plato de menos dientes que el original. Con la combinación de ambos, disponía de 4 marchas cortas y 4 largas.

Finalmente en 1989 cuando pude participar oficialmente en el Rallye, Paris-Tripoli-Dakar, la prueba ya tomaba el giro actual en el que priman más los intereses de los patrocinadores que la aventura. Con etapas excesivamente largas, en las que forzosamente necesitas el apoyo de un equipo, y en consecuencia, el soporte de una o varias marcas comerciales. Por razones obvias, siempre potenciaran la maquina, ya que de ellas dependen. Relegando la “aventura” a una anécdota o simple pretexto comercial.

En el momento de inscribirme en la prueba ya sabia que tenia escasas o nulas posibilidades de llegar a Dakar. Realmente tuve que abandonar por falta de combustible a unos 140 Km. del punto de reavituallamiento (etapa, Ghadames – Ghat, 1095 Km.) después de rodar más de 200 con la rueda delantera pinchada.

En el supuesto de no tener este percance, mis posibilidades seguían siendo nulas ya que durante las primeras 5 etapas debía salir el primero (dorsal 1) y llegaba el último, con lo que no tenia tiempo para descansar y mucho menos revisar la moto.

Sin asistencia, con una moto tan pequeña, no disponía de potencia suficiente para alcanzar la velocidad necesaria, para acometer las largas etapas con el tiempo estipulado, acumulando mas retraso.

No llegar a Dakar no represento ninguna derrota, ya que potenciaba el triunfo del hombre frente la maquina y todo el dispositivo comercial.

El conseguir el TROFEO LADA-POCH DE L’AVENTURA HUMANA sirvió como colofón a la TRILOGÍA.

En 1987 cumpli una de mis mayores aventuras a lomos de una Derbi FDS 49 cc consiguiendo un record guiness.

Podeís ver fragmentos del video editado en aquella época:

Tambíen os dejo 2 reportajes de prensa:

Os dejo en orden los recortes de prensa de un reportaje sobre mi experiencia con la minimontesa por el desierto del Sahara.